sábado, abril 17

LOS ROSTROS ESCONDIDOS


(MI “YO” Y OTRAS HISTORIAS)




No sé por qué quiero regresar a esos besos nacidos en la amargura, no es temor a las brasas encendidas o ese humo turbio que se destiñe en la lejanía de esas chimeneas sin ladrillos, sin vocales altisonantes, sin esa resplandeciente monotonía que asesina el tiempo presente, que nos devuelve la inmortalidad después de la guerra, suspiros, leves pinceladas graficadas en la escala de la sensibilidad y el odio.



No podemos arder en la letanía, cada palabra es la siguiente conversación de esa tarde adorable. El odio o la guerra de hielos derretidos convencen la connotada ausencia del árbol milenario. Para qué esculpir la sangre que no se derrama sin alaridos, la savia o el más deleitado percance de la ausencia atrae el odio al milagro, las miradas y la extrañeza, la simple escapada por esa puerta milagrosa que es el abrazo en noches de pasión ardiente.



Es la voluntad, el tronco marcado por las cicatrices alocadas, la historia repetida de cada mariposa cincelada desde la imposibilidad. El tenue final que se avizora. El inicio, la nueva guerra que estará en las primeras planas de los chismes y la envidia mientras se descuelga una rebanada de miel encima de los cuerpos desnudos.



Es otro amanecer silencioso. A lo lejos la guerra aleja las miradas curiosas. El amor no necesita de reconciliaciones sino de encuentros. El tiempo se derrite en esas máscaras que apenas comenzarán a danzar la melodía desconocida. Es tiempo, vuelve a comenzar otra teoría del destino.

1 comentarios:

georgina miguez lima dijo...

reencontrarse con el amor cuando nuestra alma se debate entre el rencor,la guerra interna que corroe y aniquila el alma cuando el corazon parece que esta a punto de estallar... la amargura nos arrincona porque el odio se transforma en lagrimas que no dan paso a las ideas... el corazon comienza esa danza voluptuosa y los besos no acarician ,duelen pero los buscamos no para la reconciliacion es el reencuentro desesperado...empezamos a sentir que el odio,la envidia ,la guerra que llevamos dentro se escapan por puertas invisibles...nos entregamos a los momentos mas locos de la pasion a los besos y caricias mas tormentosas... entonces comenzamos a sentir que la mariposa herida aun puede volar... esta escrito en su destino.Gracias por tan bellas palabras para describir la pasion..

Publicar un comentario

 

Copyright 2010 ESTADOS DE ANIMO.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.