martes, septiembre 1

EL PLACER Y LA SOLEDAD





Desnuda y sin aliento, tendida sobre ese lecho de rocas imaginario donde sueles acabar tus alucinaciones nocturnas y es que no posees aquel espacio que tanto añoras desde tu silencio, no tienes a donde sentir tus deseos, a donde encajar tus uñas cuando llega la plenitud y quieres escapar a través de pequeñas imagenes en tu memoria y regresas al placer, más no es el placer que te provocan, sino ese auto deseo que logras conseguir hasta que un gemido escapa de tu garganta y tu cuerpo tiembla de ternura y la plenitud cubre tu cuerpo de algas e historias, de pétalos transparentes que caen como cascada por tus ojos y descubres que a pesar de la soledad eres una mujer, que a pesar de no tener caricias incrustadas sobre tus más íntimos rincones estas extasiada, que no necesitas en este segundo misterioso otro deseo para sonreir.
Estás tendida sobre tu desnudez y lentamente las gotas de tu aliento se van secando sobre tu piel y tienes la sensación de estar derretida sobre esa pequeña historia que acabas de imaginar, donde la perfección entraba desde tus labios y te acariciaba como lo hace la humedad con las paredes antiguas y estás feliz, buscas la palabra sensación y no logras describir tus ansias y tu cuerpo tiembla por segundos en espasmos tan suaves y duraderos que no quieres que terminen para no seguir sumida en la soledad.
Amanece sobre tu rostro y despiertas con esa sonrisa que se acumula en tus noches de alivios y quedas como desorientada en busca de un reflejo que te indique donde te encuentras y buscas tu desnudez porque recuerdas el tatuaje de arena sobre tu ombligo y cierras los ojos y en la distancia observas aquellas montañas inolvidables donde tu cuerpo fue tomado por el viento y besado por el eco de esa música de guitarras y tu mano llega al deseo y descubres que no quieres salir de ese recuerdo y cubres de deseo tus instintos, destronas por minuto la monotonía y el silencio de tu cama.
Caminas sobre tus huellas en busca de tus pasos anteriores pero la noche ahora está muy lejos y debes cubrir tu alma con esa piel llamada tentación y salir en busca del tiempo...
Foto cortesía de "Con Pecado Concebido"

1 comentarios:

Con Pecado Concebido dijo...

Felicitaciones lindo espacio, disfrutaré de tus creaciones poéticas........gracias por la inclusión, eres monstruo!!! en el mejor sentido de la palabra. Te abrazo.

Publicar un comentario

 

Copyright 2010 ESTADOS DE ANIMO.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.