sábado, enero 16

EL VIEJO PARQUE.






Camino por aquel sendero donde nos encontramos en la casualidad, en la rutina de una tarde. No estás ahora a mi lado, quizás sea mejor para descubrir el color de los recuerdos, aquella vez no pude ver más que tus ojos, más que ese destello que rompió mi destino en mil pedazos, no el actual sino el que yo creia habitual.

Llego a la misma banca donde me senté aquella tarde, comienzo a comprobar que este hermoso lugar es el mismo, aun los desastres del tiempo no han logrado descubrir su escondite. Estoy sentado sobre mi recuerdo, sobre ese beso que se derritió en mi deseo, con el sonido que aún sobrevuela este lugar donde tus palabras son como estrellas que te describen.

Tengo nuevamente tu beso en mis labios, no sé cómo ocurrió ese milagro y abro los ojos y estás ahí, sonriente, con ese viejo poema entre tus manos y te sientas a mi lado y me regalas el secreto de la luna, también la confesión de que has estado todo el día caminando para llegar a mis labios y te abrazo
La noche comienza a llegar y nos quedamos atados a la eternidad del deseo.

1 comentarios:

georgina miguez lima dijo...

Magia de los poetas que nos hacen regresar al viejo parque para descubrir el color de los recuerdos...luego despertar,abrir los ojos y sentir el beso ,tener entre las manos aquel viejo poema,conocer el secreto de la luna,gracias,poeta por conducirnos a la eternidad del deseo...felicidades.

Publicar un comentario

 

Copyright 2010 ESTADOS DE ANIMO.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.